Curso de azafata de vuelo, una formación con salida laboral segura

Curso de azafata de vuelo
Jorge Franganillo (flickr.com)/CC BY 2.0

El curso de azafata de vuelo está diseñado para todas aquellas personas que deseen trabajar como tripulantes de cabina de pasajeros. La salida laboral está garantizada y te permitirá recorrer el mundo recibiendo una buena remuneración por ello.

Sin embargo, hay ciertos requisitos previos y también personales que te serán exigidos a la hora de presentarte para iniciar el curso.

Requisitos para iniciar el curso de azafata de vuelo

Edad: tener al menos 18 años cumplidos al momento del examen. Esto te habilita a iniciar el curso con 17 años si es que tu próximo cumpleaños es antes del examen.

Destreza física y examen médico: la única destreza física que se te pide es natación y se toma prueba al finalizar el curso. En cuanto a la salud, el equipo médico de la institución que elijas te realizará un sencillo examen para asegurarse de que estás en condiciones físicas y mentales para volar. Para tu tranquilidad, dicho examen es muy sencillo y está pensado para habilitarte, no para trancar tu acceso a las aerolíneas.

Altura mínima: lejos están los tiempos en los que se buscaba azafatas altas y con esbeltez. Cada aerolínea tiene sus parámetros específicos, pero puedes hacer el curso de azafata de vuelo si cuentas con un mínimo de 1,57 m siendo mujer y 1,68 m siendo hombre.

Idiomas: debes ser muy fluido y preciso en tu lengua madre, mientras que se valoran conocimientos de inglés y otros idiomas que se manejen en la región en la que tomarás el curso. Por ejemplo, si lo haces en Latinoamérica, el portugués será muy bienvenido y si lo haces en Europa, el alemán, el italiano y el francés serán más que bienvenidos.

Estudios previos: la educación secundaria deberá haber sido completada al momento del examen.

En qué consiste el curso de azafata de vuelo

El curso está pensado para darte conocimientos y competencias para tripular la cabina de pasajeros y realizar las tareas inherentes al cargo. Esto es lo que puedes esperar encontrarte cuando realizar dicho curso:

Competencias indicadas por Seguridad Aérea: para ello, es necesario completar una parte teórica, la cual versa sobre nociones básicas de aviación, cumplimiento de la normativa aérea vigente, el salvamento y trato con el público específico que viaja en avión.

Al finalizar este módulo, harás prácticas con respecto a todo ello. El paso siguiente es adquirir formación de asuntos inherentes al avión, tales como aprender a manejarse y dar indicaciones en caso de turbulencias, despresurización y casos de emergencia, tanto con la aeronave como con los pasajeros.

Prácticas reales: es imprescindible que la institución que elijas para realizar el curso de azafata de vuelo tenga destinadas ciertas horas de práctica real sobre aviones con empresas colaboradoras. De este modo, tu formación será completa e integral.

Duración: dependiendo de cómo estén distribuidas las horas y de la carga horaria que cada institución decida ponerle al curso, este puede durar entre cuatro y seis meses. El promedio de horas es de aproximadamente trescientas.

Títulación oficial (Título TPC)

La titulación es el diploma que recibirás al al aprobar tus exámenes, un diploma avalado por la institución y por los organismos estatales que la respaldan, en el cual se te habilita como Tripulante de Cabina de Pasajeros (TPC). Por esa razón, es importante que el centro de formación o escuela aeronáutica esté acreditado u homologado por la entidad pública competente en esta materia.