¿Por qué necesito un curso de fotografía?

Curso de fotografía
Curso de fotografía
Cecilia Heinen (flickr.com)/CC BY 2.0

Sacar el móvil, tomar una fotografía y capturar un momento es algo básico. Toda persona puede hacerlo, pero hay que admitir que esto apenas es un frío comienzo. Un curso de fotografía puede darte las herramientas que necesitas para sacar un máximo provecho a tu afición, algo que incluso te puede hacer ganar mucho dinero en regalías.


Un curso de fotografía para sacarle el jugo a tu cámara

Sin la preparación previa, una fotografía con un buen móvil quedará igual a una fotografía con una cámara especializada. Antes de que digas que estoy algo ‘’loco’’ por tal afirmación, déjame explicarte algo muy básico: Tener la cámara fotográfica más cara del mercado no te hará sacar mejores fotos sin una preparación adecuada.

Un curso de fotografía te permitirá sacarle el máximo jugo a tu cámara. Esto es porque el instructor te ofrecerá detalles pertinentes para aprovechar cada una de las funciones de tu cámara. Aprenderás que no solo se tiene zoom para obtener funciones mucho más íntimas que te mejorarán como fotógrafo.

Te mostraré lo que necesitas saber sobre los objetivos

Si has leído un poco de fotografía, sabrás que hay distintos objetivos que te permitirán obtener fotografías distintas en situaciones diversas. Un Curso de fotografía te mencionará todo lo que debes de saber sobre objetivos diversos, ya sea un gran angular, un teleobjetivo o un curioso ojo de pez.

Pero no sólo sabrás lo que menciona la etiqueta de las cajas. Se te explicarán los objetivos de acuerdo a la teoría de la fotografía. Manejar los datos técnicos de cada lente te permitiría sacarle todavía más jugo posible. Conocer la apertura y el ángulo de visión será sólo el principio de una verdadera odisea de datos.

Si te quieres especializar en algún tipo de fotografía

Volvemos a la escena de la introducción. En muchas ocasiones solo se trata de encuadrar al sujeto u objeto y disparar el obturador. Pero, cuando quieres dar un paso más allá y especializarte en algo, un curso de fotografía te puede apoyar.


Recuerda que no es lo mismo una fotografía de animales grandes a una de muy pequeños. No es lo mismo capturar las imágenes de día que de noche. Tampoco es igual la fotografía arquitectónica que la natural. Todo esto lo tienes que saber con ayuda de un profesional, que te dará los datos que necesites para tu trabajo.

Cuando sientes que te falta creatividad

Si revisas y revisas tu galería y todas tus fotos son iguales, te falta algo más. Además de aportador técnico, un curso de fotografía te apoyará en la creatividad. Recuerda que es un arte que hay que tomarlo como tal. Aprenderlo significa que tu mente irá un poco más allá y ofrecerás muy buenas imágenes.

No se trata solo de colocar al sujeto en posición correcta. Un fotógrafo toma a la luz como principal protagonista. Tiene en mente lo bueno y lo malo del escenario pertinente y jugará con la escena. Todo esto con una creatividad digna de un cineasta.

¿Y por qué no? Es un trabajo bien pagado

Gracias al mundo del internet, el trabajo de fotógrafo ha tenido un crecimiento bárbaro. Tener a cuestas un buen curso de fotografía, tendrás un argumento más frente a tus competidores autodidactas. Al desarrollar mejores técnicas, mejores trabajos estarán tocando tu puerta.

Obvio no se trata de cambiar tu profesión actual. La fotografía ha tenido muy buenos resultados en el mundo Freelancer. Siempre se buscan buenas imágenes de cualquier lado del mundo, por lo que puedes explotar tranquilamente tu talento.

En definitiva, puedes optar por un curso de fotografía para aprender algo nuevo en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *