Curso de dibujo a lápiz y su iniciación a otras técnicas

Curso de dibujo a lápiz
Ariel Quiroz (flickr.com)/CC BY 2.0

Tener un amplio dominio de las técnicas de dibujo a lápiz es básico para que el dibujante pueda aprender posteriormente otras técnicas; el aprender por ensayo y error, borrando los trazos para realizarlos mejor, permite al aspirante a dibujante perfeccionar sus trabajos y dominar cada vez más las técnicas. Un curso de dibujo a lápiz tiene este cometido, te lo explicamos más detalladamente en este post.


Se empieza dibujando objetos y al final se podrá dibujar personas. El artista aprende algunos fundamentos básicos que le servirán para aplicar mejor la técnica y comenzar a utilizar acuarelas, pinturas y carboncillos.

¿Qué propósito tiene un curso de dibujo a lápiz?

El curso de dibujo a lápiz está dirigido sobre todo a principiantes, sus objetivos están orientados a que los participantes adquieran las técnicas básicas del dibujo, incentivando su imaginación y creatividad en cada trabajo realizado

¿Qué habilidades y destrezas se adquieren?

La imaginación y la creatividad son perfiles del aspirante a un curso de dibujo a lápiz; sin embargo, se necesitan desarrollar otras habilidades y destrezas que se adquieren con la práctica, y que permiten perfeccionar la técnica del futuro dibujante. Estas habilidades y destrezas son las siguientes:

Dominio de la línea y los contornos: Es una habilidad muy importante y básica para aplicarla en los trabajos de dibujo. Es necesario tener especial atención a los bordes y los contornos del dibujo para así perfeccionar el trabajo.

Dominio del espacio: Esta habilidad permite al estudiante tener la percepción completa de los espacios que pertenecen al dibujo y los que están en el exterior. El objeto a dibujar pertenece a un entorno, y el dibujante debe prestar la suficiente atención a éste y ser capaz de dibujarlo, para así ponerlo en contexto.

Proporciones y la perspectiva: El objeto está enmarcado en una determinada posición y tiene un tamaño definido. El dibujante debe percibir la relación que hay entre estas dos variables, con la finalidad de dibujar el objeto dentro de un contexto.

Luz y la sombra: Consiste en aprender a aplicar adecuadamente las técnicas del sombreado, de esta manera obtener una imagen del objeto con su volumen correcto, convirtiéndolo en un objeto tridimensional basado en la realidad.


Dominio del todo: En esta habilidad se suman las destrezas adquiridas anteriormente para incluir el acabado del dibujo de una manera equilibrada, armoniosa, llamativa y con alto grado de calidad.

Dibujar de memoria y utilizando la imaginación: Esta habilidad permite que se incluya la creatividad en los trabajos, reflejando el toque personal del artista. Es una habilidad que se desarrolla en la práctica, sin utilizar modelos para dibujar, se trata de plasmar ideas imaginativas de manera paulatina. Con la práctica y el esfuerzo personal pueden marcarse metas al respecto.

Cómo puedes hacer el curso de dibujo a lápiz

Un curso donde se enseñen técnicas para la elaboración de dibujos a lápiz requiere evidentemente la presencialidad, ya que la práctica, el ensayo y el error son factores primordiales para adquirir las estrategias y lograr un acabado personal a los diseños.

Una formación online, donde se dispongan de video tutoriales de observación directa de la aplicación de las técnicas, es de mucha ayuda para el futuro artista. Puede observar el material audiovisual una y otra vez, y desde la comodidad de su casa ir realizando las prácticas de aplicación de las técnicas.

Generalmente, el curso de dibujo a lápiz se realiza en salones iluminados con mesas de dibujo adecuadas, que permiten la concentración y la inspiración. Pero una combinación de estas prácticas, con la visualización de videotutoriales y relatos de experiencias de otros artistas, son un valor agregado para el aprendizaje del futuro aspirante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *